Soneto del salón de baile.

Claman tambores a los cuatro vientos,
exigen se haga justicia poética
y danzan en la refriega frenética.
¡Cuánto gritan esos pobres malditos!

-divago mientras plasmo estos escritos.
¿Podrían dar salida diplomática,
poner fin a la terrible fonética
de espadas gastadas por tantos muertos?

Patrióticos cadáveres se ríen,
ojos en fuga buscan quienes guíen
esas miradas que solo ven muerte.

La guerra recita una poesía
y los vivos cantan con alegría
la plegaria por repetir su suerte.

Anuncios

About Santyago

Qué poco espacio! ventitantos, enamorado del arte y la ciencia, espíritu libre; irrefrenable en el ansía de la curiosidad, de la aventura... de no arrepentirme de haber perdido ni un segundo de mi vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: